Material de orientación a padres

Niños que mienten demasiado

Si hay algo que intranquiliza a los padres es que sus hijos les mientan y, sobre todo, que les sigan mintiendo aunque ellos hayan descubierto el engaño. “Sigue sosteniendo la mentira aunque le señalemos todas las evidencias”, suele ser una de sus preocupaciones más frecuentes. “No para de mentir y cada vez más” se lamenta una madre cuyo hijo, diagnosticado de TDH no dice la verdad cuando le pregunta sobre los exámenes que tiene o los deberes que debe completar cada día. “Me dice que no soporta a la nueva pareja de su padre” comenta una madre, mientras que el padre sostiene que a él le dice lo contrario.

La mentira es una consecuencia de la necesidad que tenemos de ser queridos y aprobados por los demás. Esa es una de las razones por la que mentimos los seres humanos, porque intentamos trasformar la realidad de tal manera que sea agradable para los oídos/ojos de los que nos rodean. Desde pequeños enseñamos a nuestros hijos cómo sus conductas influyen en nuestro bienestar o malestar, y los niños pueden recurrir a la mentira como una forma rápida de satisfacción de esa necesidad.

Todos los niños mienten en alguna ocasión, y a menudo se trata de un aspecto normal y transitorio en su desarrollo, para obtener algo (un permiso), no decepcionar o librarse de las consecuencias de sus acciones (como un castigo). Pero cuando un niño miente de forma recurrente y no se trata de una etapa puntual, el problema podría ser más serio y profundo. Podría tratarse, por ejemplo, de un caso de baja autoestima (cuando tiende a inventar cosas que hace o tiene para impresionar y sentirse aceptado), o puede hacerlo por miedo, inseguridades o para ocultar otras cosas que están sucediendo. En familias con padres separados por ejemplo, puede que los niños comiencen a mentir u ocultar información sobre uno de los papás que podría resultar dolorosa al otro; o cuentan a cada uno justo aquello que esperan oír, para resultar complacientes y asegurarse de que no van a ser abandonados; o para no sumar una tensión adicional entre ellos.

Cuando los niños presentan una actitud de recurrir siempre a la mentira, detrás hay un conflicto que ellos no saben resolver por sí mismos. Y cuando hacen su mejor esfuerzo para sostenerla a toda costa, comienzan las discrepancias y los desencuentros familiares. Algunos padres suelen tomarlo muy fácilmente como una cuestión personal, como una ofensa, y reaccionan desde el enojo provocando que el niño continúe negando la mentira para evitar las consecuencias. Otros, se desesperan por temor a que su hijo haga “carrera de mentiroso” e intervienen desde el castigo inmediato, sin comprender previamente cuál es el conflicto que el niño intenta resolver mediante el engaño. Muchos padres entran en el juego de “demostrar cuál es la verdad” y se embarcan en un sinfín de argumentos y contraargumentos, reforzando la rigidez de ambas posturas. Muchos padres saben que su hijo les miente, pero continúan actuando como si les creyeran (saben que les miente sobre la tarea escolar, pero le siguen preguntando si tienen algo para hacer)…

Parte de la tarea terapéutica, entonces, es ayudar a los padres a gestionar sus propias emociones (ira, temor, traición, decepción, admiración) frente a estas situaciones; darles elementos para conocer la lógica interna del problema; y brindarles herramientas específicas para ser más asertivos en la crianza como así también fortalecer la autoestima y la confianza de sus hijos.

En nuestro instructivo ¿QUÉ DEBO HACER SI MI HIJO MIENTE DEMASIADO?” los terapeutas/orientadores encontrarán un soporte visual claro, sencillo y ameno para trabajar con padres que se preguntan qué pueden hacer en estos casos y cómo deben actuar. Incluye las razones y causas del mentir en los niños, un protocolo de acción y pautas para la educación en la confianza con los más pequeños.

Material para descargar

¿Qué debo hacer si mi hijo miente demasiado?

También te pueda interesar

Newsletter

Trabajamos continuamente para enriquecer los contenidos de nuestro sitio, ¡suscribite! y recibí toda la info en tu e-mail.

    ¿Ya conocés nuestros productos?

    Autopista al buen humor

    Ver más

    ¡Ay!¡Me equivoqué!

    Ver más

    ¡¡UPS!!No hay Wi-Fi

    Ver más

    En tu lugar

    Ver más
    2020-11-06T13:44:38+00:00
    Ir a Arriba