Autopista al buen humor

Juego terapéutico para ayudar a los niños a identificar y afrontar el sesgo negativo y su correlato emocional de malestar. Facilita la reflexión sobre los diferentes pensamientos negativos, como éstos influyen en las emociones, les impiden lograr sus propias metas, y darse cuenta que es posible cambiarlos.

Cantidad de Jugadores

2-4

Cantidad de Jugadores

Autopista al buen humor es un juego desarrollado para ser jugado por 2-4 personas

Edad

6 a 12

Edad

Juego terapéutico para ser jugado con niños de 6 a 12 años

Tiempo de juego

30'

Tiempo de juego

Las partidas de Autopista al buen humor tienen una duración aproximada de 30 minutos.

En ocasiones el negativismo en la forma de pensar y de hacer frente a la vida de algunos niños, se nos presenta como uno de los principales obstáculos para llevar a delante nuestro trabajo terapéutico o educativo con ellos. Frecuentemente, este sesgo negativo genera un círculo vicioso del que no pueden salir fácilmente, haciendo que se nieguen a continuar la tarea propuesta, reaccionen con mal humor y nieguen sus habilidades o recursos.

Se basa en un enfoque cognitivo-conductual, incorporando técnicas de psicoeducación y estrategias activas que favorecen el desarrollo de una actitud positiva y seguridad en sí mismo. Permite flexibilizar y poner en tela de juicio los pensamientos negativos. Enseña a tomar cierta distancia y perspectiva en cada situación, favoreciendo la identificación de los pensamientos distorsionados y el entrenamiento en hallar puntos de vista más positivos.

¿En qué consiste?

Se compone de un tablero organizado en tres tramos de ruta; cada una de ellas representados por un paisaje y color diferentes, según su objetivo.  En el primero, Camino de la Mala Onda, se aprende a identificar los pensamientos negativos y rígidos, revelando la influencia que el sesgo cognitivo negativo tiene en el estado de ánimo y el humor. En el Camino de las Buenas Ideas, se entrena la búsqueda de pensamientos alternativos y flexibles. Finalmente, en el Camino de la Buena Onda, se relaciona lo aprendido acerca de la negatividad con la propia experiencia personal de los niños; tomando conciencia acerca de la importancia de elegir enfocarse en los aspectos positivos o negativos de una situación y su correlato emocional consecuente. El juego incluye, además, un listado de desafíos como tarea terapéutica intersesión y un folleto con actividades metacognitivas que  refuerzan y evalúan los objetivos planteados y las estrategias utilizadas, optimizando la eficiencia de los logros alcanzados.

Autopista al buen humor

$2.760
  • Envíos a todo el país

  • Todos los medios de pago

comprar

Testimonios

Adquirí el juego “Autopista al buen humor” para trabajar el reconocimiento de la rigidez mental y fomentar la flexibilidad en mis pacientes y he obtenido los objetivos deseados. Las situaciones cotidianas presentadas a lo largo del juego, no solo resultan muy prácticas, sino que son divertidas y logran que los niños conecten muy fácilmente con el juego.  Lo he utilizado también con los niños y sus padres, y me ha funcionado de maravilla, ya que los padres logran comprender cómo funciona la mente de los más pequeños. Los colores de la autopista, y el cambio de personaje, son aspectos clave para explicar cómo funciona la mente. Solo palabras halagadoras hacia este material. Contribuye a alcanzar los objetivos terapéuticos de forma más sencilla y práctica.

Lic. Candela Nosei, Psicóloga M.P. 47829